Superintendencia de Educación orienta sobre procesos de admisión de establecimientos educacionales

Exigir en los procesos de admisión de los estudiantes antecedentes médicos, sociales y/o económicos es una práctica que contraviene la normativa educacional

 Como una forma de orientar a los padres y apoderados en esta etapa del año en que comienzan los procesos de admisión de los alumnos y alumnas, a los distintos establecimientos educacionales, la Dirección Regional de la Superintendencia de Educación entregó una serie de recomendaciones con respecto a lo que deben y no deben hacer las escuelas y liceos.

Los procesos de admisión de estudiantes deberán realizarse por medio de un sistema que garantice la transparencia, equidad e igualdad de oportunidades entre los postulantes y que, además, vele por el derecho preferente de los padres, madres o apoderados de elegir el establecimiento educacional para sus hijos. Además, los establecimientos educacionales, en dichos procesos, deberán resguardar la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad.

Los establecimientos subvencionados o que reciben aportes del Estado no pueden establecer como requisito la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia del postulante, tales como nivel de escolaridad, estado civil y situación patrimonial de los padres, madres y apoderados. En ningún caso se podrá considerar el rendimiento pasado o potencial del postulante, salvo las excepciones dispuestas en la normativa educacional.

Los establecimientos educacionales que continúen adscritos al régimen de financiamiento compartido podrán cobrar una cuota por concepto de proceso de admisión sólo por un monto que no supere al fijado, anualmente, por el ministerio de Educación, por derechos de matrícula. En el caso de los demás establecimientos, no podrán cobrar derecho de matrícula, cuota de admisión ni realizar cobros o aportes económicos directos, indirectos o de terceros, en ninguno de sus niveles.

Realizado el proceso de admisión, el establecimiento debe publicar en un lugar visible y opcionalmente en un medio electrónico la lista de los alumnos admitidos. Los establecimientos deberán entregar un informe con los resultados de las pruebas rendidas a los alumnos que no resulten admitidos o sus apoderados cuando éstos lo soliciten.

Si un estudiante es afectado directamente por una acción u omisión que constituya discriminación arbitraria en el ámbito educacional, podrá denunciar esta situación ante la Dirección Regional de la Superintendencia de Educación, ubicada en Portales 679 Copiapó, o en la página web www.supereduc.cl

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS