Intervenciones simultáneas en distintos lugares de la ciudad sorprenden, provocan y hacen reflexionar a los visitantes y transeúntes

Estas son 14 exhibiciones que estarán expuestas en  Antofagasta, San Pedro de Atacama y prontamente Mejillones.

¿Se ha preguntado qué hace un calzoncillo gigante colgando desde la suntuosa Biblioteca Regional? ¿Quién los habrá perdido? ¿Será una señal de algo o alguien? Justamente esa reflexión es la que busca el estadounidense Eric Conrad, creador de “Mooring”, una de las catorce exposiciones que forman parte de la Bienal de Arte Contemporáneo SACO1.0, y que seguirán interviniendo espacios de la mano de destacados artistas nacionales e internacionales, ocupando temporalmente infraestructuras públicas y privadas, conectadas en el circuito museo sin museo.

Por otro lado, desde una mirada muy distinta a la anterior se presenta la obra de Johannes Pfeiffer, quien en pleno desierto vistió de rojo grandes rocas, las que luego fueron trasladadas hasta el Sitio Cero del Puerto de Antofagasta en forma de “cáscaras” de mallas. Una instalación con múltiples lecturas, en la que el rojo puede simbolizar el sangramiento de la tierra viva, resultado de todo lo sufrido, violencia  hasta el amor y la ternura de las  flores que emergen desde la tierra.

Estas son solo dos de las 14 exhibiciones que estarán expuestas en  Antofagasta, San Pedro de Atacama y prontamente Mejillones, de las cuales 11 ya se encuentran inauguradas. Además, este año la Corporación Cultural SACO pensó en ofrecer a Chile una Bienal donde junto a las  obras, haya espacio para el crecimiento de la escena creativa local, a través de talleres y conversatorios de la mano de 23 destacados artistas, provenientes de 13 países: Chile, Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Colombia, Costa Rica, España, Estados Unidos, Francia, Polonia, México y Nigeria. Cada uno tiene una historia, estilo artístico, pensamiento arraigado desde su experiencia personal, y están deseosos de compartir con la comunidad del norte del país, desmitificando así que el arte es solo para las élites y de paso descentralizando los eventos culturales de nuestro país.

“Nos encontramos en medio del desarrollo de la Bienal de Arte Contemporáneo SACO, con la participación activa de artistas y mediadores locales, brindan en Antofagasta, momentos de reflexión creativa y mirada crítica. Invitamos a toda la comunidad a que estén atentos, porque puede que vayan caminando y se sorprendan con el arte. Este encuentro imprevisto es justamente lo que estamos buscando”, afirma Dagmara Wyskiel, directora de la Corporación Cultural SACO.

Todas las actividades de la Bienal de Arte Contemporáneo SACO1.0 Aluvión son gratuitas y están abiertas a la comunidad.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS