Gremio gastronómico critica nuevas restricciones: “Estamos pagando el costo de las fiestas clandestinas”

A partir del jueves a las 05:00 horas entrarán en vigencia una serie de modificaciones al plan Paso a Paso informadas el lunes por el Ministerio de Salud, las cuales obligarán a algunas industrias a modificar sus operaciones en un contexto en el que los contagios de covid-19 escalan en el país, por lo que ciertos sectores verán su funcionamiento aún más restringido, como los restaurantes.

Los locales gastronómicos emplazados en comunas en Fase 2 podrán funcionar con un máximo de 8 personas por metro cuadrado, y un límite de cuatro personas por mesa. Si es que se ubican en zonas en Fase 3, el aforo se amplía a una persona cada 4 metros cuadrados, y seis clientes por mesa. Además, no se podrá poner música en restaurantes que no se encuentren en Fase 4 o 5, a lo que suma el perjuicio que genera a la industria el hecho de que el toque de queda a nivel país inicie a las 22.00 horas.

Noticias que el presidente de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), Máximo Picallo, no recibió de buena forma, “Después de que en varias comunas estábamos en Fase 4, recuperando empleos y con números bastante prometedores, se nos han venido una serie de iniciativas por parte del Gobierno, como este nuevo plan Paso a Paso y una serie de restricciones adicionales que lo único que traen es incertidumbre adicional a una que ya traíamos como sector”, mencionó, y recalcó que la industria gastronómica no es un foco de contagios y no son responsables del aumento de casos.

A la vez, manifestó su preocupación por el aumento de comunas que están entrando en cuarentenas, “en regiones la situación es caótica y hasta ahora nunca hemos recibido ayudas especiales por parte del Gobierno, lo que nos parece que va a destruir este sector, dado que somos lo que estamos pagando el costo de las fiestas clandestinas y una serie de actividades que las personas han hecho de forma privada”.

Respecto a la prohibición de poner música, Picallo expuso que entiende que aquello puede producir que las personas, quienes no utilizan mascarilla mientras consumen al interior de locales gastronómicos, hablen más fuerte y aumente el riesgo de contagios, pero, aseguró, “bastaba con que nos hicieran bajar el volumen”, afirmando que con esto los más perjudicados serán los músicos, ya, según dijo, los restaurantes pagan derechos de autor por la música que exhiben en sus locales.

Asimismo, manifestó que, si se están aumentado las restricciones para el sector, al menos se pueda extender el inicio del toque de queda “y nos dejen abrir en horario de cena”, ya que con esto, “ni el virus va a querer entrar a los restaurantes”, comentó.

Con información de EMOL

 

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS