Gobierno capacitará en riego a pequeños agricultores de Atacama y Coquimbo mediante campo experimental en Pan de Azúcar

Después de atravesar por la peor sequía de los últimos 100 años, la región de Coquimbo ve cómo sus ocho embalses siguen su proceso de llenado. Mientras, el Gobierno, la academia y los usuarios del agua mantienen sus esfuerzos por hacer un uso cada día más eficiente del agua, pensando en que la escasez hídrica es estructural en una zona que atraviesa por un importante proceso de desertificación.

 

Para seguir mejorando las prácticas de riego de los pequeños agricultores de la región, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y la Comisión Nacional de Riego (CNR) firmaron un convenio que implica la implementación de un Centro de Transferencia Tecnológica en Riego y Agricultura Sustentable, un campo ubicado en el sector de Pan de Azúcar en Coquimbo.

 

La firma del convenio fue encabezada por el ministro de Agricultura, Carlos Furche, y el intendente de la región de Coquimbo, Claudio Ibáñez, quien señaló que después de una década  de una sequía que afectó fuertemente a gran parte de los agricultores de la región las lluvias dieron una tregua que permitieron mejorar las condiciones hídricas de la zona.

 

 

Para este convenio la inversión del Gobierno supera los $140 millones a través de ambas entidades dependientes del ministerio de Agricultura. Entre los objetivos específicos está la generación de información sobre requerimientos de riego y manejo agronómico de la pequeña y mediana agricultura de las regiones de Atacama y Coquimbo.

 

El ministro de Agricultura, Carlos Furche, señaló que el actual escenario permite vislumbrar que el recurso hídrico estará asegurado por hasta tres temporadas.

 

 

La secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Riego, María Loreto Mery, detalló que el convenio suscrito con INIA busca hacer transferencia tecnológica y capacitación hacia la agricultura familiar campesina.

 

 

Por su parte, el director nacional de INIA, Julio César Kalazich, detalló que durante los últimos dos años se ha trabajado en mejorar y acondicionar esta parcela experimental de Pan de Azúcar como un centro especializado en riego, con la última tecnología disponible para ponerla a disposición de los pequeños productores de la región de Coquimbo con el fin de desarrollar investigación y, además, hacer extensión y capacitación.

 

 

Una de las modalidades de trabajo proyectadas es que a través de este centro se capaciten los equipos de transferencia tecnológica de entidades como INIA e Indap y otras instituciones del ámbito agrícola regional, en aspectos de manejo agronómico del riego en los diversos cultivos para luego traspasar este conocimiento a sus grupos de influencia.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS