Familias de Baquedano damnificadas del 16S destacan apoyo del Gobierno en su reubicación

 

Estas fueron las palabras de María Briceño, quien conforma un grupo de 19 familias que optaron por relocalizarse en el Condominio Alto Miraflores, en el sector de El Sauce en Coquimbo, tras el terremoto y tsunami del 16 de septiembre de 2015.

 

A pocos días de cumplirse dos años de este evento, la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, y el intendente Claudio Ibáñez se reunieron con los beneficiarios de este subsidio de relocalización para compartir experiencias y mostrar los avances del proceso de reconstrucción.

 

Saball enfatizó en que las familias de Baquedano que optaron por la relocalización lo han hecho de forma voluntaria.

 

 

De las 91 familias que tomaron esta opción, hoy el 55% ya cuenta con subsidio. Son 19 las familias que ya están habitando sus nuevas casas y otras 32 están en proceso de compra, mientras que 40 grupos familiares que perdieron sus hogares han manifestado su interés en participar en un nuevo llamado.

 

Carolina Barrios, nacida y criada en el Barrio Baquedano, conforma otro de los grupos familiares que cambiaron su residencia al sector de El Sauce.

 

 

El terremoto de 2015 se registró cerca de las 20:00 del miércoles 16 de septiembre, alcanzando los 8,4 grados Richter. Se trata del sismo quinto más potente registrado a nivel planetario, seguido por un tsunami que afectó principalmente a la comuna de Coquimbo con consecuencias importantes en el sector de Baquedano, pero que además provocó importantes daños y pérdidas a lo largo de toda la región de Coquimbo.

 

El alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, destacó las soluciones entregadas a las más de 90 familias que optaron por salir de Baquedano.

 

 

El conjunto habitacional Alto de Miraflores es un proyecto privado de la constructora CADEL, que consiste en 158 viviendas de un piso, con una superficie de 54m2 construidos. Para acceder a este proyecto privado, las 19 familias beneficiadas utilizaron las 1000UF del subsidio asignado por el Gobierno a través del Minvu, más el dinero en efectivo que obtuvieron por la venta de sus terrenos del sector Baquedano al Serviu, de esta forma se evitó que las familias se endeudaran a través de crédito hipotecario.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Mesa de trabajo 1maderofm_company

PROGRAMAS

  • A Primera Hora
  • Sin Tanto Stress
  • Conversando
  • Perspectivas
  • De la Mano de Nuestros Recuerdos
  • En Sintonia
  • País Justo
  • Madero Mineria
  • Madero Deporte

NEWSLETTER

© 2019 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS