Escuelas rurales de la comuna de Vallenar se destacan por contar con educación de calidad y personalizada

En el marco del día nacional de la educación rural Daem Vallenar conmemora a sus escuelas rurales, Hernán Aravena Contreras de Cachiyuyo; Ignacio Franco Gallo de Imperial Alto; Justino Leiva Amor de Chañar Blanco, Sara Bembow Villegas de Hacienda Compañía; Sor Teresa de los Andes de Hacienda Buena Esperanza; y Yerbas Buenas de Incahuasi, visualizando su alto nivel de educación reflejado en sus logros académicos.

Las escuelas rurales de Vallenar poseen resultados positivos gracias a su método cercano e individualizado en el que participan todos los funcionarios, desde las manipuladoras de alimento enseñando buenos modales, hasta los directores preocupados de realizar innovadores métodos de enseñanza, logrando obtener la Certificación de Excelencia Académica 2017 los establecimientos Hernán Aravena Contreras, Justino Leiva Amor y Sara Bembow Villegas.

Además, las escuelas se han destacado por buenos resultados en la prueba de Sistema de Medición de la Calidad en la Educación (SIMCE) obteniendo puntaje destacado a nivel regional y comunal la escuela de Cachiyuyo, Oscar Tapia, jefe Daem destaca los logros a pesar de las dificultades que pueden tener, “Estamos orgullosos del buen nivel de educación que se entrega en nuestras escuelas rurales, reflejado en sus logros académicos que poseen un mérito mayor por realizar su labor educativa, en la mayoría de ellas, en salas multigrados y en lugares lejanos y de difícil acceso.”

Esta característica multigrado es compartida por todas las escuelas rurales de la comuna, en algunos casos, unidocentes donde un solo profesor enseña en una sala de clases a todos sus alumnos matriculados del establecimiento, para la Directora de la Escuela de Chañar Blanco, Vanessa Campillay esta difícil forma de enseñar es a veces desvalorada, “Es un gran desafío para un docente trabajar con cursos combinados, es complejo porque lo que ve un niño de primero básico que no cuentan con pre kínder y kínder es muy lejano a lo que ve un niño de cuarto año, ahí va en el docente tener la iniciativa y estrategia para entregar las metodologías para la mejor enseñanza posible a sus alumnos.”

Esta escuela es la única entre las rurales, que cuenta con 7° y 8° básico obtenido en el último año de educación básica destacados puntajes SIMCE, además es la única escuela básica a nivel comunal que ha ganado tres años consecutivos el Proyecto de “Interculturalidad Bilingüe” otorgado por el Ministerio de Educación, con el que sus alumnos pueden conocer y aprender la cultura Diaguita impartida por el educador tradicional y cacique diaguita Ernesto Alcayaga.

Estos establecimientos que cuentan con una larga trayectoria, como el de la Hacienda Buena Esperanza fundado a fines de 1800, también han conseguido avances académicos trabajando unidos desde 1998 cuando conformaron el microcentro “Renacer de las Añañucas”, creado con el objetivo de rescatar la cultura popular de cada sector a través de la recopilación de tradiciones en la actividad “Proyección Folclórica Rural”, la que se realiza en cada localidad, alternando sus sede para incentivar la convivencia del mundo rural; y las Olimpiadas Rurales, espacio para resaltar el deporte y sus valores realizado anualmente en el Estadio Municipal de Vallenar.

 

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS