En medio de fuertes críticas la reforma laboral comenzó a regir a partir del primero de abril.

El día 1 de abril entró en vigencia una de las reformas más complejas que el Gobierno llevó adelante: la reforma laboral o Ley que Moderniza las Relaciones Laborales. Con un tortuoso paso por el Congreso y con una pasada por el Tribunal Constitucional que cambió el “corazón” del proyecto original del Ejecutivo, la iniciativa pretende mejorar las relaciones entre trabajadores y empleadores. Una de las claves es que  si antes existían dos instancias para la negociación dentro de una empresa: grupos negociadores y sindicatos, con esta nueva ley son estos últimos los que tienen la potestad para hacerlo. El seremi del trabajo Pablo Rojas entregó mas detalles de los alcances de la ley.

 

La reforma incluye algunas disposiciones de equidad de género tales como garantizar la representación de mujeres en los directorios de los sindicatos en cuota de 1/3. En caso de no cumplirse esta regla, se obliga a incluir a al menos una mujer en la comisión negociadora sindical.

En esta ley se reconoce expresamente el derecho a huelga y se prohíbe el reemplazo interno y externo. Además, se establece como práctica desleal el cambio de establecimiento de un trabajador durante la movilización. También se prohíbe que durante el proceso se impida por la fuerza el ingreso a la empresa del personal directivo o de los trabajadores que no estén participando en la huelga. Para el Presidente Regional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Roberto Sepúlveda la nueva ley laboral no reivindica la negociación colectiva y perjudica al trabajador.

Cuando una empresa esté en pleno proceso de huelga se deberán establecer algunos servicios mínimos que, según la ley, serán los estrictamente necesarios para proteger los bienes corporales e instalaciones de las organizaciones, prevenir accidentes y prestar servicios de utilidad pública. La procedencia de estos servicios mínimos la deben determinar ambas partes o la Dirección del Trabajo y los llevarán a cabo aquellos trabajadores involucrados en el proceso de negociación.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS