El fútbol calle se toma por primera vez en Antofagasta

Combatir la violencia, el consumo de drogas y alcohol, la obesidad, la carencia de espacios públicos y la deserción escolar, son los objetivos del primer taller de Fútbol Calle, que realizó esta semana la Corporación Municipal de Deportes y Recreación de Antofagasta (CMDR) junto a la Casa Comunal de la Infancia de la Municipalidad y la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS), en la Villa Antonio Rendic de la comuna.

El objetivo es desarrollar la metodología del Fútbol Calle en los sectores más vulnerables de nuestra comuna, para que jóvenes, sin distinción de sexo, edad, etnia aprendan y practiquen los valores importantes para la vida en comunidad.

El Secretario Ejecutivo de la CMDR, Luis Gallardo, explicó que “atendiendo a las políticas de la Alcaldesa Karen Rojo, con el objetivo de visitar las poblaciones principalmente en sectores más vulnerables, donde hay población infantil para llegar el deporte como instrumento metodológico para ir mejorando conductas y relaciones interpersonales. Estamos con este programa de Fútbol Calle para lograr estos valores que deben adquirirse desde la temprana edad y consiste en llegar a los sectores vulnerables con el fin de trabajar en la inclusión social, disminuir la violencia y entender el significado de lo que es vivir en el barrio.

En la misma línea la coordinadora de la Casa Comunal de la Infancia, Katherine Castillo, destacó que “este año quisimos potenciar nuestras escuelas de verano junto a la CMDR viendo el tema del fútbol calle que es innovador y nos sentimos muy honrados de partir con esto en la junta de vecinos Doctor Antonio Rendic y que comenzamos con más de 50 niños y niñas, porque además de hacer ejercicios, la idea es que ellos se diviertan, trabajen en equipo y realicen una serie de actividades en pro de su desarrollo. En la actual administración municipal estamos trabajando en las juntas de vecinos y poblaciones, con la idea que todos los espacios públicos sean utilizados para el deporte”

“Jugar con el otro, no contra el otro” 

El sicólogo del complejo recreativo, educativo y promotor de salud Coviefi de la CMDS, Felipe Lastarria, comentó que la importancia que tiene hoy el fútbol calle es “llevar el deporte lo más cercano a la comunidad, es súper importante trabajar con los más pequeños, dar las herramientas y habilidades sobre todo en el aspecto social y emocional (…) hoy estamos trabajando en diferentes áreas como el liderazgo y mediación de conflictos y esperamos seguir entregando herramientas para que los jóvenes sean futuros líderes.

Martina Peralta tiene 10 años y expresó que este tipo de talleres son “muy buenos, porque sirven para entretenerse en vacaciones (…) los niños son muy amables y nos hacemos amigos altiro”; mientras que Bruno Cabrera (13 años) dijo que es “divertido, para aprender más del fútbol callejero y más de lo que uno sabe (…) aprendemos a divertir y no pelear”. Ana Isabel Gutierrez (10 años) también manifestó que estas actividades son “muy divertidos porque han dicho mis compañeros es una forma de entretener en las vacaciones y lo importante es compartir con los demás y no andar peleando”.

El Fútbol Calle se toma como un medio para desarrollar la inclusión social, los procesos de convivencia y desarrollo social en el barrio, promocionar agentes locales de cambio, reducir la violencia, valoración por la resolución pacífica de conflictos, promover la práctica de vida saludable, prevención del consumo de drogas y alcohol, recuperar espacios públicos y resignificar vivir en los barrios.

A diferencia del tradicional fútbol que se juega en multicanchas o el Futsal, en el Fútbol Calle no hay reglas (los participantes las deciden), se promueven equipos mixtos, se realiza en espacios públicos y no hay árbitro, sino un mediador.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email