Diputado Jaime Araya presenta proyecto para impedir alzas al precio del pan

Chile es el segundo país que más consume este alimento en el mundo. 

A propósito del alza en diversos bienes de la canasta básica, el Diputado Jaime Araya, junto a otros parlamentarios y parlamentarias de la Bancada del Partido por la Democracia e independientes, presentaron un Proyecto de Resolución que permita rebajar el precio de uno de los alimentos indispensables en la dieta de las familias chilenas: el pan.

Según la Federación Chilena de Industriales Panaderos, Chile es el segundo país que más consume pan en el mundo, luego de Alemania, con un consumo de 96 kilos por persona al año, con un promedio de 250 gramos de pan al día.

Al respecto, el Diputado Jaime Araya, señaló que esperan que el Gobierno pueda dar con una solución directa a las mesas de las familias de Chile, destacando que exista la disposición para generar junto al Ejecutivo la mejor vía para establecer un subsidio que permita disminuir y controlar el precio.

Así mismo, el parlamentario comentó de la situación que lo alertó en Antofagasta, “el kilo de pan en el supermercado está a $1.879 pesos el kilo, pero hay sectores donde está sobre los $2.000. Sabemos que viene el alza en los combustibles y en los productos de la canasta básica, por esta razón le pedimos al gobierno que nos escuche”, junto con destacar que es “una solución constructiva”, “Hay que hacerse espacio para solucionar los problemas de la gente”.

El pan, sólo durante este año 2022, ha tenido un aumento del 5,1% en sus primeros meses, lo cual sumado a la alza sostenida de precios que evidencia la economía chilena llega a un 13,0% en el último año. El precio de la harina en el mercado internacional ha sido uno de los factores de esta situación y se podría explicar, en parte, por los problemas que ha producido la pandemia y por el conflicto entre Rusia y Ucrania, países con una fuerte producción de cereales.

Finalmente, en el Proyecto de Resolución, los parlamentarios firmantes sitúan como ejemplo a Argentina, donde se ha optado por subsidiar a los molinos de harina y crear un fideicomiso para estabilizar el precio del trigo, mientras que en Bolivia, el gobierno garantiza la distribución de harina al sector panificador para mantener estable el precio del pan.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS