CORE de Coquimbo busca soluciones para la congestión vehicular que afecta a la conurbación

La Comisión de Ordenamiento Territorial, propone realizar una planificación integral del transporte urbano, la definición de una cartera de inversiones y el establecimiento de una gobernanza ampliada.

En estos días uno de los temas más comentados y sentidos por la comunidad son los grandes episodios de congestión vehicular en horas punta en la Conurbación La Serena – Coquimbo, sobre todo los impactos que están generando en la calidad de vida de la población, problemática que se agudizó a partir de marzo por el ingreso de cientos de alumnos a colegios y trabajadores de regreso a sus labores.

Y si bien las autoridades pertinentes han trabajado para tratar de resolver desde la urgencia, en el Consejo Regional (CORE) se apunta a una mirada de mediano y largo plazo, necesaria para ajustar las inversiones públicas a una nueva realidad en la ciudad, marcada por elementos clave como el explosivo aumento del parque vehicular y un menor uso del transporte público.

Tal como lo señaló Marcelo Castagneto, quien indicó que desde la comisión de Ordenamiento Territorial, Planificación e Infraestructura, se ha impulsado un trabajo que propone, como uno de los aspectos fundamentales, una planificación y coordinación de la inversión en la conurbación entre todos los actores para consensuar el desarrollo de obras viales y modernizar el sistema de transporte público. 

De esta manera, el consejero explicó que desde el CORE se busca establecer una gobernanza de la conurbación que planifique y gestione obras estratégicas que impliquen un desarrollo vial, como el mejoramiento del Avenida Cuatro Esquinas, la construcción de un cuarto puente para Las Compañías, la extensión de Avenida Viña del Mar hacia Ruta 5, el mejoramiento de la Avenida Pedro Pablo Muñoz – El Santo – Las Garzas, la continuación del Eje Cisternas hacia Coquimbo, el mejoramiento de Avenida Los Perales hasta la Avenida del Mar y de Avenida Pacífico como vía paralela a la Ruta 5, entre otras iniciativas.

A esto se suma la concesión de la Ruta 5 que contempla una vía expresa y calles locales, proyectos que vendrán a robustecer la red vial de la conurbación, pero que requieren de un acuerdo mayor de programación pública donde el nivel central y regional deben concurrir con los recursos necesarios.

Además de los déficits en infraestructura vial, el sistema de locomoción colectiva ha dejado en evidencia lo atrasada que se encuentra actualmente la conurbación, con un modelo que necesita ser modernizado y gestionado de mejor manera, aumentando estándares de calidad dirigido a los usuarios. 

fotografía: ElObservatodo

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS