Comprar una propiedad: pagar el pie en cuotas es mucho más conveniente para los inversionistas

El escenario económico mundial y nacional al que nos hemos vistos enfrentados durante la pandemia por COVID-19, ha llevado a quienes buscan invertir a considerar negocios que resulten más sólidos en el tiempo. Es aquí donde aparece como oportunidad la compra de bienes raíces, una apuesta que siempre es muy segura, gracias a que suelen aumentar su plusvalía.

Sin embargo, al momento de realizar una inversión de este tipo surge la duda de qué es más conveniente a la hora de pagar el pie: hacerlo en cuotas o al contado.

Cristian Martínez, gerente comercial y fundador de Crece Inmobiliario, explica que siempre es más conveniente pagar en cuotas, dado que muchas veces no se cuenta con el efectivo para dar el 10 o 15% de pie que piden las inmobiliarias. “Para los inversionistas, tener la posibilidad de pagar en cuotas es mucho mejor, porque no te ahogas y permite lograr la inversión que se desea”.

Hay que tener en consideración que, si se compra una propiedad en blanco o en verde se tiene un mayor plazo para pagar el pie a la inmobiliaria, el que generalmente se extiende hasta la entrega del proyecto. “Si estás comprando en blanco tienes, en algunos casos, hasta 40 meses; en verde entre 24 y 36 meses. En cambio, cuando es entrega inmediata no tienes muchas posibilidades, aunque actualmente algunas inmobiliarias las están entregando. También se puede pagar con tarjeta de crédito hasta 12 y 24 meses sin interés”, agrega.

El acceso a crédito como herramienta de inversión

El fundador de Crece Inmobiliario recomienda aprovechar el acceso a créditos para comprar algún bien raíz. “Es el principal atributo que tenemos los inversionistas:  si tienes el acceso al crédito, te permite poder obtener una propiedad y que esta se pague sola al momento de arrendarla. Es decir, pagas el dividendo con el arriendo”.

Cristian Martínez añade que, si se paga la propiedad con un crédito hipotecario a un plazo de 30 años, es mejor aún, “porque así no estresas tu caja. Si el banco ofrece algunos meses de gracia y pagas el primer dividendo en 3 o 6 meses desde la firma de la escritura, y si arriendas el departamento un mes después, tienes 4 o 5 meses de ingreso neto y no estás pagando dividendo: Todo ese dinero queda adentro como un ahorro o pago de cualquier eventualidad. Con un crédito a un largo plazo puedes cubrir de manera holgada la cuota”, puntualiza.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Mesa de trabajo 1maderofm_company

PROGRAMAS

  • A Primera Hora
  • Sin Tanto Stress
  • Conversando
  • Perspectivas
  • De la Mano de Nuestros Recuerdos
  • En Sintonia
  • País Justo
  • Madero Mineria
  • Madero Deporte

NEWSLETTER

© 2019 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS