Casas modulares: Una alternativa ante los altos precios del mercado inmobiliario

Una de las alternativas más económicas, señala el experto en construcción inmobiliaria, Sebastián Yáñez Quezada, está en comprar un terreno e instalar una casa modular. Esta opción puede costar hasta un 50% menos que un departamento o casa tradicional.

La innovación inmobiliaria puede ser una de las vías para enfrentar los altos precios que han adquirido las viviendas durante la pandemia. Según el Global House Price Index de Knight Frank, más de 50 países han experimentado alzas en lo que va de la crisis sanitaria.

A pesar de que Chile se encuentra en el puesto 43 de este listado, durante el último trimestre el valor de casas y departamentos ha subido un 4% respecto al último trimestre del 2020, tendencia que podría seguir repitiéndose durante este año.

Esto ha ocasionado que más chilenos recurran a los arriendos, en vez de poder cumplir el sueño de la casa propia.

¿Qué soluciones han surgido para enfrentar este problema? Desde el mercado inmobiliario, poco a poco han surgido más empresas que ofrecen casas modulares, viviendas mucho más baratas que las tradicionales.

¿Qué son las casas modulares?

Este tipo de propiedades tiene un origen que se remonta a inicios del siglo XX, pero no fue hasta la época más actual que comenzaron a tener una mayor popularidad.

Su sistema es bastante simple, ya que se trata de casas que son previamente diseñadas por una empresa que se dedica a fabricarlas parte por parte. Generalmente, el piso, las paredes, el techo, puertas y ventanas, son las piezas finales que se unirán en el proceso de armado.

“Son como un sistema LEGO, en donde todas las partes son ensambladas en un terreno previamente adquirido por el comprador. Mucha gente desconfía de ellas porque piensan que son muy delicadas, pero de hecho, tienen una tecnicidad prácticamente perfecta”, señala Sebastián Yáñez Quezada, experto en construcción inmobiliaria.

En Estados Unidos, recientemente se supo que uno de los empresarios más millonarios del último tiempo invirtió en una de estas propiedades. Se trata de Elon Musk, quien adquirió una casa modular de US$ 50 mil ($38 millones aproximadamente) en el estado de Texas.

Más baratas y fáciles de instalar

Una de las principales ventajas que tienen estas casas, según comenta Yáñez, es que el valor final de la propiedad puede ser mucho menor al que se puede ver en el mercado inmobiliario tradicional.

Esto ocurre por dos razones. La primera es que los materiales utilizados para la construcción de los módulos del hogar son mucho más económicos que los que usualmente se utilizan, tales como la madera y el hormigón. Para las casas modulares se suele ocupar zinc.

Por otro lado, antes de proceder a su instalación, los compradores deben adquirir un terreno previamente, los cuales tienen valores que parten desde los $10 millones. Esto quiere decir que, si se suma el valor mínimo del terreno, más el valor de la casa modular ($10 millones mínimo), una persona podría tener su casa propia desde los $20 millones.

Y la instalación no demoraría mucho. A diferencia de una casa tradicional, que en cuatro meses podría estar lista, una de tipo modular puede demorar entre dos y tres semanas en estar terminada.

¿Una solución para el déficit habitacional?

Sin duda, las casas modulares pueden representar una alternativa viable para los inversores ante los altos precios presentes en el mercado, en especial en la Región Metropolitana, en donde durante los últimos 10 años los valores de los departamentos han subido en un 117%.

No obstante, innovaciones como las casas modulares, podrían convertirse en una solución para el problema del déficit habitacional: “El Estado perfectamente podría invertir en terrenos y viviendas más económicas, sin perder la calidad. Para ello es necesario que exista una planificación urbana que no solo incluya inversión en la RM, sino que también, en zonas más descentralizadas. Factores como el teletrabajo permiten esta opción hoy en día”, manifiesta Sebastián Yáñez.

Actualmente en Chile hace falta la construcción de más de 700 mil viviendas para garantizar un hogar para más de dos millones de personas. Estas cifras corresponden a una evaluación realizada en 2017, pero que aún se sigue manifestando.

La esperanza de muchos, es que con los cambios políticos que se están experimentando en nuestro país, puedan realizarse nuevas políticas que modifiquen las normas de construcción inmobiliaria.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS