Antofagasta: Patos yecos nidificaron en un árbol dentro del antejardín de su casa

Vecinos deben convivir diariamente con el ruido de la aves y olor de las heces.

Este es el ruido que la señora Emma Mendizábal y su familia deben escuchar día y noche hace más de un año, desde que decenas de patos yecos, por no decir cientos, arribaran al árbol que tiene en el antejardín de su casa, donde justamente pusieron sus nidos.

Fuimos hasta su casa para conocer la problemática más a fondo y nos explicaron que este hecho se viene arrastrando desde febrero del año pasado, “lo cual vimos como algo extraño por el sonido que parecían chanchitos sobre el árbol, ese graznido que tienen es muy especial y molesto”.

A su vez señala que en su oportunidad se hicieron gestiones a través del SAG, quienes le solicitaron “que se hiciera un estudio de cuántos patos solteros había, cuántos estaban en pareja y cuántos nidos había, situación que nosotros ignorábamos porque no sabíamos cómo era la formación de esta crianza. Eran como una nube negra que salía de noche, era espantoso, novedoso a la vez y molesto a través de la comunidad”.

Por otro lado, hay que mencionar que desde el Servicio Agrícola Ganadero nos informaron que la única injerencia que tienen en el asunto es dar la aprobación del estudio previo que deben presentar para que las empresas puedan encargarse del traslado de estas aves. Sin embargo, la señora Emma nos comentaba que debido a la urgencia del asunto lo estaban haciendo de manera particular y que debía desembolsar cerca de 3 millones de pesos para realizarlo.

Ante esto, la directora regional del SAG, Angélica Vivallo, dijo que “el SAG podrá autorizar a personas o instituciones que requieran cazar o capturar estas aves silvestres para controlar la acción de estas cuando causan graves perjuicios en el medio urbano. Lo que deben hacer es presentar una solicitud por parte del interesado o su representante legal al servicio, y este resolverá dentro de los 5 días hábiles siguientes a su presentación”.

Así mismo, agregaron que como el árbol se encuentra en una propiedad privada, es el dueño quien debe hacerse cargo de presentar dicha solicitud para obtener el permiso, lo cual puede hacerse a través del correo electrónico contacto.antofagasta@sag.gob.cl

Según nos comentó Emma, este estudio debe incluir un “panorama completo de las vivencias de estos patitos acá en el árbol y mientras tanto empiezan a crecer muchos más. Hemos visto que la hediondez que se provoca es insoportable, incluso han sido dañados vehículos que se han tratado de ubicar en este sector y quedan marcados, cuesta que salga, porque incluso si uno tiene la mala suerte de salir de la casa, caen fecas como rayitos, se siente el calor, el ardor, queda la sensación de quemadura, en varias oportunidades nos ha pasado eso”.

Si bien ella asume que diariamente realizan limpiezas en la parte del patio y antejardín de la casa, afirma que no sirve de nada porque al poco rato después el piso vuelve a quedar manchado por las ramas y heces de las aves, incluso nos contó que han caído hasta restos de pescado desde el árbol.

Contactamos al jefe subrogante de Medio Ambiente y Ornato, José Ibarra, para ver cómo podían ayudar en esta problemática y señalaron que “no va a tener ningún costo municipal, nosotros le vamos a cooperar en esa parte, ya hemos hecho esos permisos (anteriormente) para hacer los controles en el área de uso público, entonces ya tenemos los medicamentos que se ocupan, los procedimientos y todo el antecedente técnico ya lo hemos ocupado en dos o tres oportunidades para el control de pato yeco. Vamos a ocupar nuestra experiencia para poder apoyar a esta familia”.

Finalmente hay que reiterar el llamado para que las autoridades que tengan injerencia en este asunto le puedan entregar una solución a esta familia que enfrenta este problemática hace más de un año.

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS MADERO PLATAFORMA DE MEDIOS